Canillo| Visitas culturales y Palau de Gel de Andorra

Canillo es un pueblo pintoresco que ofrece un perfil medieval con sus callejuelas y sus casas. Es la capital de la parroquia más extensa (superficie de 120,86 km2) y más septentrional del principado de Andorra, también llamada Canillo. Se sitúa a unos 1.526 metros de altura y cuenta con unos 1.149 habitantes aproximadamente.

El clima es seco, frío y con nieve cubriendo las cimas y montañas durante el invierno. Es un lugar donde disfrutar de la nieve, la montaña y el esquí en invierno, y del entorno natural de montaña en verano. Se puede visitar la estación de esquí de Grandvalira en invierno, que es la más grande de Andorra. 

Lo que se puede visitar en Canillo es lo siguiente: 

- La iglesia románica de  Sant Joan de Caselles con campanario de torre y que data de finales del siglo XII. Está situada en el antiguo camino de Canillo, que hoy en día es carretera nacional que lleva a Francia. Se considera pro su gran belleza uno de los ejemplos más populares de arquitectura de origen románico religioso de Andorra. Hay un retablo de estilo gótico de principios del siglo XVI y una imagen de grandes dimensiones en estuco del Cristo en Majestad del siglo XII, entre otras.

- La Cruz de los Siete Brazos, de estilo gótico y situada en el camino de Canillo a Prats. Inicialmente tenía los 7 brazos, pero perdió uno. Se puede visitar en el ayuntamiento, en el vestíbulo de la Casa Comuna.

- Iglesia de Sant Serní de Canillo, de estilo románico que apenas se conserva debido a las reconstrucciones sufridas.

- El Palau de Hielo de Andorra que ofrece diversas actividades para mayores y pequeños.

Se puede realizar también como actividad las vías ferratas, que son itinerarios de gran pared, escaladas de altura.

La fiesta mayor de Canillo se celebra el 17, 18 y 19 de julio.