Valle de Arán. Mòla de Salardú

Valle de Arán. Mòla de Salardú

Se trata de un trayecto bastante corto tan sólo de un 40 minutos pero de una gran importancia cultural. El desnivel es de 100 metros y muy fácil de efectuar.

 

El punto de partida es un antiguo molino, la Mòla de Salardú. Antiguamente se aprovechaba la riqueza de agua del Val d´Aran para extraer de una manera primitiva energía. Esta energía se utilizaba en aserradoras, antiguas fábricas y molinos de trigo. La Mòla de Salardú era un molino de aquellos que funcionaban en la antiguedad y que está restaurado actualmente.  Si se visita dicho lugar, se puede ver en qué consistía el antiguo proceso de molienda el trigo. Junto al molino existe una zona de picnic con un pequeño parque infantil.

El Camin Reiau se puede encontrar a 50 metros de esa zona y a partir de él encaminamos nuestros pasos hasta el pueblo de Tredòs.

 

A las afueras de esta población cuando divisamos las primeras casas, cruzamos el puente sobre el rio Garona y encontramos una pequeña pero interesante iglesia, la iglesia románica de Sant Estèue. Una vez visitado este templo,  nos encaminaremos por una cuesta empinada denominada  como calle de Santa María. Por dicha cuesta subimos hasta la parte más alta de Tredòs, el  llamado barrio Cap d´ Aran.

Allí se encuentra la famosa iglesia románica de Sta María de Tredòs, edificada entre los siglos XI y XIII, en al que podemos admirar todas las características del románico además de  dos elementos arquitectónicos  adicionales que son  propios únicamente de ella. Estos dos elementos distintivos son su bello campanario independiente  y su interesante cripta. Esta iglesia disponía antiguamente de unas preciosas pinturas románicas  que desgraciadamente fueron arrancadas y que actualmente se encuentran en el museo Cloisters de Nueva York y que son mostradas al visitante por medio de diapositivas.

Para regresar, desandamos lo andado o, si se prefiere, se coge el autobús en la C-28, carretera que cruza el Valle de Arán.  

 

Reserva casas o apartamentos en el Valle de Arán.