Las pistas de esquí artificiales se imponen en Europa

Las pistas de esquí artificiales se imponen en Europa

Las pistas de esquí artificiales, también llamadas pistas de esquí seco, son cada vez más populares en Europa. Este tipo de pistas imitan a la nieve pero se pueden utilizar todo el año, cuando las pistas de nieve natural se encuentran cerradas o en países que no tienen este preciado regalo natural para el esquí.

Varias estaciones de esquí han construido estas pistas artificiales, con el fin de tener una opción que los visitantes puedan utilizar cuando las pistas naturales no están en condiciones, lo que les ayudaría a convertirse en destinos de esquí para todo el año.

Pistas de esquí artificiales en Europa

La pista de esquí de este tipo más reciente se encuentra en la estación serbia de Kopaonik, la más grande del país, y abre el descenso de una pista del nuevo material Neveplast más largo del continente, con 800 metros y un desnivel de 116 metros.

Esto permitirá que la pista se mantenga abierta después de la temporada de esquí, ofreciendo un servicio los 365 días del año para quienes desean practicar el deporte de invierno.

Las pistas de esquí artificiales en China son muy populares. El verano anterior se construyó la pista de esquí seco cubierta más grande del mundo en la ciudad de Harbin y se comenzó a construir una pista de esquí artificial de última generación en Qingzhou.

En Escocia existe una sola pista de esquí artificial, hay una pista de esquí artificial en Polonia y una pista en Copenhague que tiene el distintivo de ubicarse en el techo de una central eléctrica.

Pero todos los destinos de nieve más famosos de toda Europa planean construir este tipo de pistas secas próximamente. En Tignes, se planea la construcción de una pista cubierta a 2.000 metros.

El material utilizado para algunas de las nuevas pistas de esquí seco es el Neveplast, un innovador material para pistas artificiales de esquí producido por una empresa italiana.

Estas son fibras muy similares a la nieve natural y se utilizan en pistas artificiales de esquí alpino y esquí de fondo, así como para pistas de remonte y también en pistas de karting.

Las pistas de esquí artificiales se imponen en Europa

Pero aunque las pistas de esquí artificiales sean conocidas como pistas de esquí seco, no siempre son secas. Muchas de ellas cuentan con un sistema de riego o utilizan “neblina de agua” para lubricar las superficies para reducir la fricción y que se mantengan en óptimas condiciones para la práctica del esquí.