Aprende a diferenciar los tipos de nieve

Un elemento clave a la hora de vivir una aventura de invierno, ya sea esquiando, haciendo snow o cualquier otra actividad, es saber diferenciar los distintos tipos de nieve. Gracias a ello conocerás hasta dónde puedes llegar o qué acciones es mejor no hacer para evitar sustos innecesarios.

Tipos de nieve

A lo largo de todo el Pirineo, ya sea en estaciones como Baqueira Beret, Grandvalira o cualquier otra que se ubica esta preciosa cordillera, hemos de estar al día de los tipos de nieve que podemos encontrar para poder maximizar el disfrute de las jornadas invernales de esquí y deportes de aventura de invierno:

Un elemento clave a la hora de vivir una aventura de invierno, ya sea esquiando o haciendo snow, es saber diferenciar los distintos tipos de nieve

  • Nieve batida: la nieve batida es la ideal para practicar el esquí, el snow y otras actividades de estación. Esta denominación la recibe porque ha sido manipulada de alguna forma, bien por personas o bien por máquinas. Lo que se hace con ella es prensarla para facilitar el tránsito sobre la pista, haciéndola más rápida y fluida.
  • Nieve en polvo: Otra forma en que podemos encontrar la nieve es en polvo. En este caso, todavía es más positiva para los esquiadores, pues está formada por cristales finos que se acumulan durante la noche a muy baja temperatura, por lo que el movimiento del deportista es más armonioso y hace que las tablas y esquíes sean más manejables.

Un elemento clave a la hora de vivir una aventura de invierno, ya sea esquiando o haciendo snow, es saber diferenciar los distintos tipos de nieve

  • Nieve húmeda: La nieve húmeda se produce por una evolución de la nieve en polvo que, con una simple helada superficial, permite que la mezcla de aire cambie sus proporciones. En este caso, no es tan positiva para el esquiador, puesto que es menos compacta y hace que la marcha sea lenta, fatigosa y con tendencia al hundimiento. Todo es más cansado, el ritmo es poco constante y es necesario el uso perenne de los bastones.
  • Nieve en costra: Por último, destacamos la nieve en costra. Este fenómeno se produce gracias a la subida de las temperaturas y la acción continuada del sol. La superficie se derrite y se acumula por escorrentía en zonas en las que hay mayor profundidad. Después, durante la noche, la nieve se congela y provoca una extraña mezcla que complica mucho la maniobrabilidad sobre este tipo de terreno cuando estás esquiando o vas sobre la tabla de snow.

Ahora que ya sabes los tipos de nieve que te vas a encontrar en las estaciones de Baqueira Beret y Grandvalira, prepara en este mismo momento tu reserva en nuestros apartamentos y disfruta de una aventura de invierno como siempre has soñado.