Vielha: la capital del Valle de Arán

Viella es la capital del valle de Arán, pero no sólo es eso, esta localidad de apenas 4000 habitantes situada a casi mil metros de altitud resulta uno de los principales focos turísticos del Pirineo catalán.

La localidad de Viella está situada en medio del valle, rodeada de cumbres alcanzan los 2000 metros de altitud que no impiden que esta pequeña localidad cuente con instalaciones de lo más modernas, un equipamiento perfecto para acoger a los turistas que visiten el valle, además de restaurantes de gran calidad.

En Viella se pueden encontrar todo tipo de comercios, desde los dedicados a la gastronomía y los productos artesanales, hasta los dedicados a los deportes de aventura, muy arraigados en la zona. En Viella también se encuentran las principales agencias de turismo de aventura, donde podremos contratar desde simples excursiones a caballo, hasta la práctica de deportes algo más arriesgados como el rafting, kayak o hidrospeed. También nos guiarán y asesoran para realizar excursiones de senderismo por el valle y sus montañas, muy populares durante la época veraniega. Como no, en invierno los establecimientos de material de ski están rebosados de aficionados al deporte de invierno por excelencia. Tampoco faltan las tiendas de moda, supermercados, bancos y cajas.

Desde Viella se pueden realizar diferentes itinerarios a pie de gran belleza como el camino de Reiau, tanto en dirección a Francia como en el sentido contrario. En este recorrido, además de poder presenciar excelentes paisajes podremos visitar vestigios del pasado como el santuario de Mijaran.

Viella constituye una de las mejores opciones para pasar una estancia en el valle de Aran, su proximidad a Baqueira y el hecho de ser una localidad totalmente equipada la hacen muy atractiva para el visitante.

1 comentario en “Vielha: la capital del Valle de Arán”

  1. Pingback: Vielha acoge el campeonato nacional de Karate Kyokushin | Baqueira blog - Tu guia de la estacion de esqui de Baqueira Beret

Los comentarios están cerrados.