Pas de la Casa, un pueblecito fronterizo con mucho encanto

Situado entre la frontera de Andorra y Francia, la localidad de Pas de la Casa era en sus orígenes únicamente un lugar de paso, que poco a poco y gracias principalmente al comercio fue dándose a conocer.

En la actualidad, además del comercio, Pas de La Casa es muy conocido por la gran oferta de deportes de invierno que puede practicarse allí, sobre todo gracias a la estación de esquí de Grandvalira, Grau Roig Soldeu y el Tarter, estaciones que cada invierno se llenan de turistas.

Si bien es cierto que durante el invierno y gracias a las estaciones de esquí en Pas de la Casa se goza de una gran actividad turística, tampoco tiene nada que envidiar el verano, donde debido a la vegetación de la zona el paisaje se torna realmente hermoso, ideal para pasar unos días en montaña y disfrutar de las panorámicas que nos regala este enclave.

Ahora que ha finalizado la temporada de ski y que empiezan las buenas temperaturas, nada mejor que acercarse hasta esta localidad andorrana, para poder pasar un fin de semana largo en la montaña y realizando, por qué no, una actividad al aire libre.