Diferentes tipos de turismo (I)

Con la legada de la crisis, las formas de turismo de la gente está cambiando. Algunos optan por permanecer menos días en los diferentes alojamientos que se ofrecen y otros, sin embargo, prefieren decicarse a otro tipo de actividades que no pueden realizar durante el año y no tomen en cuenta el factor precio. Caro o barato, mucho o poco, más o menos… son conceptos muy relativos y por tanto, en las siguientes líneas os intentaré aconsejar sobre las diferentes actividades y deportes que podéis practicar en el entorno de Pas de la casa.

Afortunadamente, existe gran variedad de actividades para elegir y para todas las edades, algunas para prácticar en familia, otras en grupos de amigos, alguna en solitario… lo importante es que en todo momento tengamos en cuenta nuestro presupuesto económico para que no nos demos un susto a la hora de revisar la cuenta corriente. Es necesario tener muy en cuenta que las vacaciones son para disfrutar, que podemos cometer algún exceso, siempre que podamos asumirlo sin mucho problema, y que sobre todo, nos las merecemos después de un duro año de trabajo.


¡Nos vamos de compras!

Uno de los grandes atractivos de Andorra son las compras, perfumes, jamones, productos de electrónica, ciertos alimentos… incluso hay gente que cambia las ruedas allí y vuelve con zapatos nuevos en el coche. En un tiempo no muy lejano, comprar objetos de todo tipo en Andorra era realmente una ganga que no se podía dejar de aprovechar, en este momento quizás, ya no lo sea tanto.

Posiblemente, este tipo de turismo haya disminuido en la zona con la llegada y expansión del uso de Internet como método de compra. Sin embargo, el poder tocar los objetos que se compran y recorrer las difereten tiendas en busca de un chollo tiene todavía, algo especial. Por esa razón, y aprovechando las diferentes opciones que nos da Andorra, podemos pasar un buen rato de compras hasta encontrar aquello que más nos interesa.

Relax total

Después de un agitado día de comprar y de grandes caminatas, creo que lon mejor puede ser tomarnos un respiro para relajarnos y descansar un poco. Para ello, podemos visitar los múltiples balnearios de la zona, que nos ofrecen diferentes tratamiento para quedarnos como nuevos.

Un masaje, algún tratamiento facial o corporal, recorrer los diferentes chorros terapéuticos en una piscina o la relajación que aporta unj jacuzzi, pueden resultar ser planes perfectos para disfrutar de un fin de jornada de relax. Cada día con mas frecuencia, aquellos que sufren ciertas patologías que se pueden aliviar tomando aguas muy concretas  o simplemente los que quieren relajarse y olvidarse del mundo por algunos días practican este tipo de turismo de salud o relax.

Ciertamente, es un turismo que se está explotando muchísimo en muchas zonas, porque realmente se está demostrando que existe demanda de la población sobre este tipo de opción vacacional. En menos de una década, este sector ha crecido muchísimo y se ha convertido en el regalo perfecto para cualqueir ocasión.