El gastroesquí, la última moda

El gastroesquí, la última modaLos tiempos cambian y parece que el gastroesquí ha llegado para quedarse. Lo de comerse un bocata de jamón entre 2 bajadas ya no está de moda. Ahora en el esquí, a la hora de comer, se hace un alto a mitad de jornada sentado a la mesa o terraza para degustar unos platos de calidad.

Gastroesquí en Baqueira

Los menús de categoría Michelin, snow bares a la última moda, refugios acogedores, coctelería de altos vuelos o champagne lounges es lo que abundan. El síntoma de que la alta restauración ha llegado al negocio de los deportes de invierno ya es una realidad.

En el caso de Baqueira Beret, apuesta especialmente este 2017 por la restauración. La estación aranesa tiene 20 puntos gastronómicos. Algunos de estos son nuevos o han sido reformados en los últimos tiempos. Podríamos citar a Borda Lobato y la tienda nueva gourmet Deli Baqueira, que se sitúan al pie de las pistas o de los cinco establecimientos temáticos que hay en las pistas.

De entre todos podemos destacar al Cinco Jotas Grill Baqueira, que se sitúa en la cota 1.800. Está especializado en el ibérico puro de bellota. Cuenta con zona para el cortado de jamón y parrilla, además de una amplia terraza.

El gastroesquí, la última moda

En la punta este de la estación podemos visitar el Refugio de San Miguel. En este tranquilo establecimiento nos espera una amplia batería de tapas y raciones que han creado los prestigiosos Chefs Dani García, Paco Paz y Paco Roncero.

Algo más apartado tenemos el Refugio de Montgarri. Aquí solo podemos llegar con esquís de travesía, raquetas o mediante un trineo de perros. En este establecimiento podemos contar con un paquete donde está incluido el viaje y la comida. Sin lugar a dudas, es una opción que merece mucho la pena. Recorres parajes idílicos y al final de esta blanca travesía puedes dar cuenta de una gran comida aranesa.

Hace cuatro años, en Baqueira Beret se abrió el Orri Moët Winter Lounge, donde el glamour blanco estaba asegurado. El éxito también lo estaba, pero esta temporada han tomado la decisión de doblar la capacidad que tiene la acogedora terraza que se ubica en la base de los telesillas de Beret. Tumbonas y estufas esperan para hacer un break en mitad de la jornada mediante aperitivos. Mientras, el famoso espumoso que da nombre al local se prepara para calmar a los más sedientos.

Esta temporada se va a poder disfrutar de maridajes de un menú especial con champan para las noches de luna llena.

Como podemos ver, el gastroesquí es una lógica tendencia que han ido sabiendo ver los profesionales de la restauración. Aunque no es generalizado, sí que es cierto que los deportes de invierno tienen entre su público a un porcentaje importante de clase media/alta o alta. Este público tiene gustos más variados y sibaritas, que ayudan a que haya establecimientos que se encarguen de dar ese algo “más” al público que no quiere renunciar al lujo cuando sube a practicar su deporte favorito.

Así que alójate en nuestras casas en Baqueira Beret con Pirinalia y disfruta del gastroesquí, buen comer y deportes de invierno.