Montgarri, un pequeño pueblo pintoresco en el valle de Arán

Aunque resulta prácticamente inaccesible durante todo el invierno, el pintoresco pueblecito de Montgarri merece la pena ser visitado. Su elegante campanario es de lo poco en el pueblo que rompe el silencio y la paz. De hecho, estar en este pueblo del valle de Aran, es lo más parecido a estar en un pequeño paraíso de alta montaña.

Como decíamos, uno de los grandes emblemas del pueblo es su campanario. Su bonita cúpula puede divisarse desde otros lugares del valle, así como el riachuelo que atraviesa el pueblo.

Para acceder hasta Montgarri podéis ir hasta la estación de esquí del Pla de Beret y de allí tomar una pequeña carretera llena de curvas y en bastante mal estado que después de ocho kilómetros de recorrido te conduce hasta este inhóspito pueblo.

Al llegar nos encontramos con un pintoresco pueblecito que parece haber sido extraído de una novela. Envuelto de montañas, con una frondosa vegetación, rodeado de flores y el sonido del río que hace sentir al visitante estar en plena naturaleza.