Consejos para un senderismo seguro en el Valle de Arán

En la práctica del deporte hay información interesante que hará vuestra experiencia más bonita y plena. Aquí tenéis algunos consejos para un senderismo seguro

A lo largo de los últimos meses, con la temporada de esquí más que finalizada en Baqueira Beret y Grandvalira, estamos realizando pequeños paseos por las actividades y lugares que podéis visitar cuando vengáis al Valle de Arán. Hemos visto algunos de los bonitos pueblos que serpentean las verdes colinas y praderas de este rincón paradisíaco de los Pirineos. Ahora bien, en la práctica del deporte, hay mucha información interesante que hará vuestra experiencia más bonita y plena. Aquí tenéis algunos consejos para un senderismo seguro.

Senderismo en el Valle de Arán

Comenzamos hoy una serie de recomendaciones para disfrutéis del senderismo en el Valle de Arán como si fueseis unos niños. Pero como desde Pirinalia deseamos que vuestra experiencia sea agradable y llevadera, os damos una serie de consejos que no debéis olvidar nunca.

Haz senderismo en compañía

Es muy importante que nunca se practique el senderismo en solitario. Es más, si puede llevarse a cabo con una persona experimentada y que conozca el terreno, siempre será más seguro ya atractivo.

En la práctica del deporte hay información interesante que hará vuestra experiencia más bonita y plena. Aquí tenéis algunos consejos para un senderismo seguro
También es bueno que dejes aviso en tu alojamiento de que vas a practicar senderismo. De hecho, debes decir cuál es la ruta que realizarás y cuánto tiempo necesitas. En este caso, dejarías tu nota en uno de nuestros apartamentos. No obstante, también es positivo avisar a tu familia, dejar constancia de tu paso e itinerario por los refugios que te encuentres y hasta poner un pequeño letrero en el salpicadero de tu coche que sea bien visible desde fuera.

Dosifica el esfuerzo

¿Conoces el dicho que reza “todo lo que sube, tiene que bajar”? Pues en el senderismo sucede similar. Es decir, no olvides nunca que has de volver a tu punto de partida. Así pues, recuerda siempre dosificar el esfuerzo y guardar energía para el regreso.
En la montaña no se debe tener prisa, pero tampoco es bueno desafiarla. Recuerda que siempre podrás volver. Es decir, que si notas que se agotan las fuerzas, no continúes adelante y da la vuelta.

También es necesario que sepas que la frustración no es buena consejera en las montañas del Valle de Arán. El senderismo es cuestión de práctica y experiencia. Comienza siempre con rutas sencillas y suaves hasta que vayas evolucionando. En un cuerpo cansado, las pendientes pueden ser enormes e inabarcables. Mejora tu resistencia, tu potencia y tu fuerza. Calienta y estira siempre antes de comenzar la práctica, encuentra tu ritmo y disfruta de un deporte maravilloso como el senderismo en un lugar privilegiado, el Valle de Arán.