Cómo preparar tu primer viaje a la nieve

Cómo preparar tu primer viaje a la nieve

Si vas a emprender tu primer viaje a la nieve, asegúrate disfrutar de tus vacaciones a tope. Ante todo, deberás ser lo suficientemente precavido para que la experiencia no se convierta en desilusión y puedas disfrutar plenamente del esquí.

¿Viajas a la nieve por primera vez? Lee estos consejos y evita malas experiencias.

Tu primer viaje a la nieve

Entrena antes de viajar

El esquí y el snowboard son deportes muy intensos que requieren exigencias muy especiales de músculos y articulaciones, por ello es imprescindible que entrenes el tiempo necesario para que no se sobrecarguen y termines lesionado.

Tonifica los músculos de las piernas corriendo o haciendo ejercicios que aumenten la fuerza en los cuádriceps y en los glúteos.

Reserva con tiempo tu alojamiento

Reservar con la suficiente antelación el lugar en donde tendrás que descansar después de jornadas que pueden llegar a ser agotadoras es fundamental.

Puedes, por ejemplo, si lo que quieres es moverte entre diferentes estaciones o practicar el safari ski, lo más práctico es alojarse en algún sitio que esté cercana a las pistas. Para ello, busca entre nuestros alojamientos a pie de pista en Baqueira Beret.

Elige el mejor transporte

Si el destino que has elegido para tu primer viaje a la nieve es internacional y quieres hacerlo en avión, realiza los trámites necesarios para el transporte de tus esquís y el equipamiento que piensas llevar. Trata de evitar los gastos por suplementos.

Cómo preparar tu primer viaje a la nieve

Lo mismo te sucederá si viajas en autobús o en tren. Lo recomendable es que hagas las reservas con el tiempo suficiente y así podrás elegir con más libertad los días que querrás estar en la nieve. Además, te resultará mucho más económico.

Si la alternativa que has elegido para tu primer viaje a la nieve es trasladarte en coche, no te olvides de llevar cadenas. Es aconsejable, antes de salir de viaje, colocarlas y quitarlas en las ruedas del vehículo, para que, llegado el caso, no tengas dudas de cuáles son los procedimientos más  adecuados y rápidos para instalarlas.

Consigue tu forfait

Si quieres tener acceso a las pistas y desplazarte haciendo uso de los remontes, tendrás que conseguir tu forfait. Este pase te identifica en la estación y teniéndolo, no tendrás que moverte a pie por la montaña cargando tus esquís.

Puedes contratar diferentes paquetes que incluyan forfait y que además añadan el transporte. Reserva aquellos días en los que puedas participar, de acuerdo a tu condición física.

Si tu intención es quedarte varios días o solo esquiar medio día y pasar la tarde en el spa, o cambiar de estación por las malas condiciones del clima, elegir de antemano tu itinerario es lo más recomendable.