Consejos para hacer trekking en el Valle de Arán en otoño

Hacer trekking en el Valle de Arán en otoño es una de las ideas más bonitas que se te pueden ocurrir. No cabe duda de que son fechas magníficas para venir, pues los bosques lucen verdes, frondosos y brillantes como nunca. Pero ojo, es importante que tengamos en cuenta ciertos detalles.

En otoño, cuando las temperaturas son frescas y viajar es un placer, no debemos bajar la guardia nunca. Es una época fantástica para vivir aventuras en el bosque, en el monte, en la montaña y en la naturaleza. Pero también es básico estar bien equipados, con una planificación adecuada y con información fidedigna para tomar decisiones acertadas.

Consejos para hacer trekking en el Valle de Arán en otoño

Cómo hacer trekking en el Valle de Arán en otoño con total seguridad

El Valle de Arán es precioso en cualquier época del año, pero es básico que tengamos en cuenta ciertos detalles para que nada falle, pues otoño tiene sus propias peculiaridades y la naturaleza podría ser traicionera en ciertos momentos:

  • Recuerda que los días son más cortos, de ahí la importancia de una buena planificación. Es conveniente iniciar las actividades bien temprano y acabarlas antes de que se vaya la luz, al menos, en las tres horas previas.
  • Asegúrate de que portas todo el equipo necesario. Lleva ropa adecuada, mudas, gorro y guantes, abrigo, agua… Si te sorprende el viento o el frío, agradecerás ir bien protegido durante tu excursión.
  • Las lluvias empiezan a ser más abundantes, por lo que suben los caudales. Lleva bastones y evita zonas sobre ríos y lagos que no tengan puentes en buenas condiciones.
  • Según avanza otoño, pueden aparecer las primeras nevadas. Mucho ojo con la humedad, la escarcha y el hielo, ya que el terreno se puede volver más resbaladizo y traicionero.
  • La previsión, especialmente meteorológica, es primordial. No olvides ir perfectamente informado y asegurarte de la evolución del tiempo a lo largo del día.
  • Nunca te salgas de los caminos señalizados. Evita los extravíos, especialmente en zonas muy frondosas donde el rescate puede ser complicado.
  • Si no te sientes seguro, no dudes en contratar servicios de guía. Contar con la ayuda de un experto en zonas que podrían volverse peligrosas siempre es una gran idea.

Si eres una persona previsora, disfrutar del monte y de la naturaleza es muy sencillo. Si lo quieres comprobar, solo tienes que alquilar tu casa en el Valle de Arán a través de Pirinalia y venir a disfrutar de la naturaleza en el Pirineo en estado puro. ¡Te esperamos!